¿Qué intolerancias se pueden diagnosticar con la prueba del aliento?

Prueba del aliento

28/01/2019 • Aparato-Digestivo

Cada vez son más las personas que tienen problemas digestivos a causa de alguna intolerancia alimentaria. Están producidos, generalmente, por la mala digestión, metabolización o asimilación de ciertos alimentos, que ocasionan efectos adversos en el organismo. 

Según la Sociedad Española de Endocrinología, la intolerancia a la lactosa es la más frecuente entre la población adulta, seguida por la sacarosa, el sorbitol y la fructosa. Todas ellas pueden ser detectadas a través de la prueba del aliento o test de hidrógeno espirado, que no tiene que ver con en el test del aliento, utilizado para detectar el Helicobacter Pylori.  Dicha prueba permite hallar, a través del aire espirado en un recipiente tipo globo, los niveles de hidrógeno de la flora intestinal. 

Al consumir un alimento, las bacterias de nuestro organismo descomponen sus azúcares y liberan unos niveles de hidrógeno que son expulsados a través de la respiración. La realización de esta prueba consta de una serie de mediciones de ese aire espirado, con una separación de entre 15 a 30 minutos durante un periodo de 1 a 2 horas y media, dependiendo de la situación individual de cada paciente y del tipo de test.

La primera medición se realiza en ayunas, sin haber consumido ningún alimento sólido o liquido en las horas previas. Seguidamente, para la segunda medición, el facultativo facilita una muestra del azúcar, diluido en agua, que se quiere analizar, para diagnosticar la intolerancia. De esta manera, los niveles de aire son los que marcan un diagnóstico positivo o excluyen esta intolerancia. Si el intestino no absorbe bien este azúcar, los niveles de hidrógeno se ven aumentados en el análisis. 

Es importante tener en cuenta que, para no alterar los resultados y dar falsos positivos o falsos negativos, es necesario seguir las instrucciones que previamente indica el especialista. Algunas de ellas son: 

  • Realizar este test médico en ayunas (12 horas).
  • No haber sido tratado anteriormente con antibióticos en la semana anterior a la realización de la prueba.
  • No fumar durante las 2 o 3 horas previas al estudio.
  • No realizar ningún tipo de actividad física.

En cuanto a la alimentación, los especialistas recomiendan no consumir el día previo a la prueba: 

  • Leche o productos lácteos.
  • Fruta o alimentos elaborados a partir de éstas.
  • Pan, galletas.
  • Embutidos elaborados.
  • Legumbres, patatas o verduras.
  • Azúcar, pastelería o bollería.
  • Chicle o caramelos.

Los pacientes que vayan a someterse a este test sí pueden tomar arroz blanco, agua, infusiones, huevos, embutidos no comerciales, carne y pescado blanco o azul. 

Uno de los componentes de la pasta de dientes es el sorbitol, con lo cual la persona que va a someterse al test debe ser cauta a la hora de cepillarse los dientes horas antes del estudio y realizar posteriormente enjuagues con abundante cantidad de agua. 

Esta prueba puede provocar la aparición de los mismos síntomas que el paciente experimenta cuando ingiere los alimentos a los que es intolerante. Más allá de la posible aparición de éstos, no suele llevar consigo ningún tipo de efecto secundario.

La sintomatología más frecuente que aparece ante estas intolerancias es: hinchazón abdominal, dolor, gases, diarreas, vómitos, entre otros. Todos estos síntomas suelen enmascararse o aparecer ante la ingesta de cualquier sustancia alimenticia que lleve incluida en su composición ese azúcar.

De forma general, el tratamiento para estas intolerancias suele ser el consumo de una dieta que excluya ese azúcar que no es tolerable por el organismo. Si el problema está causado por un sobrecrecimiento bacteriano se puede restablecer la flora de nuestro organismo.

En los últimos años, debido al incremento del número de personas con intolerancias alimenticias se ha instaurado una normativa en la que todos los restaurantes y bares tienen la obligación de incluir en sus cartas los alérgenos que contienen cada uno de sus platos.

Si crees que puedes tener intolerancia a la lactosa, fructosa, sacarosa o sorbitol, lo recomendable sería realizar un test de intolerancia alimentaria o prueba de aliento. En Saludonnet contamos con los mejores especialistas digestivos, a los mejores precios y sin necesidad de disponer de un seguro médico privado. 

BUSCAR ESPECIALISTAS DIGESTIVOS

Aparato-Digestivo

También te puede interesar

¿Qué información nos da un test de intolerancia alimentaria?

¿Qué información nos da un test de intolerancia alimentaria?

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta a los mejores médicos y resuelve tus dudas de salud

Disponible desde cualquier parte del mundo.