¿Qué importancia tiene el colesterol en una analítica?

colesterol

05/10/2018 • Medicina-General, Análisis Clínicos

Cada vez son más los pacientes se interesan por los niveles de colesterol reflejados en su analítica de sangre. El hecho de tener unos valores desviados del estándar supone una preocupación y es una de las preguntas realizadas más frecuentemente en la consulta de Medicina General. Por este motivo conviene explicar algunos aspectos relacionados con esta sustancia y con la importancia de mantenerla dentro de los límites considerados como normales.

¿Qué es el colesterol?

El colesterol es un lípido o grasa, necesaria en el funcionamiento del organismo, presente en la membrana de muchas células animales y en el plasma sanguíneo. Esta sustancia procede del interior del organismo- la mayor parte en el hígado- y del exterior, a través de los alimentos fundamentalmente de origen animal como la carne, los mariscos, los lácteos lo los huevos, entre otros.

Desde la sangre es transportado a los órganos por partículas llamadas lipoproteínas, que se distinguen por su densidad. Las de baja densidad (LDL o colesterol malo) la transportan desde el hígado a células del organismo. Cuando tenemos un incremento de estas lipoproteínas se acumulan en la pared de las arterias, formando acumulación de grasa, conocidas como placas de ateroma, que terminan disminuyendo la luz de las arterias y bloquean el flujo normal de la sangre (aterosclerosis). Todo esto puede tener efectos nefastos y derivar en:

Por otra parte, el colesterol de alta densidad (HDL o colesterol bueno) recoge el colesterol en exceso y lo lleva al hígado, desde donde se almacena y expulsa fuera del organismo a través de la bilis.

Qué ocurre cuando aumenta el colesterol

Generalmente las cifras elevadas de colesterol no producen síntomas, por lo que su control depende de la realización sistemática de una analítica. La misma se debe realizar con 12 horas de ayuno, para evitar falsos resultados. En el adulto los valores deseables de Colesterol Total (suma del HDL y LDL) deben estar por debajo de 200 mg/dl. Ya por encima de 240 el riesgo de sufrir las enfermedades indicadas aumentan. En el caso del colesterol bueno sus cifras deben ser superiores a 40 mg/dl.

Aunque estos valores dependen de algunos factores que no podemos modificar, como la edad y la genética (hipercolesterolemia familiar), existen otros que sí podemos mejorar, como la alimentación y el ejercicio, pues la obesidad incrementa los niveles de colesterol.

Es importante señalar que la alimentación correcta es la mejor forma de evitar el aumento del colesterol. Por todo esto, se recomienda:

  • Una dieta baja en grasas saturadas. Debe prevalecer la ingesta de frutas, verduras pescado, pollo, pavo y aceite de oliva.
  • Realización de ejercicio de manera sistemática. La intensidad dependerá de la edad, forma física y enfermedad de base del paciente.

El control del colesterol a través de una analítica puede evitar la aparición futura de enfermedades importantes. Si quiere controlar el suyo no tiene más que realizarte un examen de sangre. Con un análisis básico conocerá en qué niveles de colesterol se encuentra su organismo.

 

DÓNDE HACERTE UNA ANALÍTICA

 

Medicina-General Análisis Clínicos

También te puede interesar

Qué significa tener la hormona TSH alta y cómo bajarla

Qué significa tener la hormona TSH alta y cómo bajarla

¿Por qué se produce el flato y cómo se elimina?

¿Por qué se produce el flato y cómo se elimina?