¿Qué es la meningitis y por qué los pediatras aconsejan la vacunación?

vacuna-meningitis

12/03/2018 • Pediatría

La meningitis es una enfermedad contagiosa grave que consiste en la inflamación de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal, denominadas meninges. Cuando la infección pasa a la sangre se produce la sepsis meningocócica, culpable de gran parte de la mortalidad asociada a esta enfermedad. El porcentaje de fallecimientos ronda el 10%.

Vírica o bacteriana

La meningitis puede estar provocada por un virus o una bacteria. La vírica es la más frecuente y, aunque suele necesitar un tratamiento hospitalario, no es grave. La bacteriana es menos habitual, pero de una gravedad considerable, pudiendo provocar daños cerebrales e incluso la muerte en pocas horas. Hay que tener en cuenta que un proceso viral puede desarrollarse en varios días, pero uno bacteriano progresa con mucha rapidez.

Los grupos con más riesgo son los menores de 5 años y los jóvenes con edades comprendidas entre los 15 y los 24 años. En el tratamiento de la meningitis es fundamental la detección temprana en un momento en el que la resistencia a los antibióticos está aumentando, lo que entorpece el tratamiento. El problema es que la sintomatología no es exclusiva de esta infección y puede llegar a confundirse con otras enfermedades menos graves.

Los principales síntomas de la meningitis, que comienza de manera brusca y con fiebre elevada, son:

  • Dolor de cabeza intenso
  • Dolor de las extremidades inferiores
  • Rigidez de la nuca y, por tanto, dificultad para mover el cuello
  • Vómitos intensos y repetidos
  • Pérdida de la conciencia, confusión
  • Sensibilidad a la luz
  • Somnolencia
  • Aparición de sarpullido o petequias (manchas de color púrpura en la piel)
  • Agitación, delirio o convulsiones
  • En el caso de los bebés fontanela tensa o abultada y rigidez corporal con movimientos espasmódicos.

Vacunación contra la meningitis

El contagio de esta enfermedad se produce sobre todo a través de la saliva y con el contacto de objetos. Las épocas del año más proclives al contagio son la primavera y el otoño, y los lugares más frecuentes son colegios y escuelas infantiles.

La mejor forma de prevenir la meningitis es la vacunación. En España el principal causante de enfermedad meningocócica es el del grupo B y su vacuna no está financiada por la seguridad social, por lo que no forma parte del calendario de vacunas de las distintas comunidades autónomas. Hace unos años era habitual el meningococo C, pero está controlado gracias a la vacunación.

La Asociación Española de Pediatría recomienda la vacunación frente al meningococo B para todos los niños a partir de los 2 meses de edad. Si se pone a esa edad se deben administrar 4 dosis (3 meses,5 meses,7 meses y 14 meses).  A partir de los dos años las dosis recomendadas son dos, con unos sesenta días de separación entre una y otra. La vacuna puede producir algún efecto secundario, como la inflamación de la zona o la aparición de fiebre en las horas posteriores.

En los últimos años ha habido polémica con la venta de la vacuna de la meningitis, que se autorizó en 2013 sólo para uso hospitalario. En octubre de 2015 se consistió la venta en las farmacias, con receta médica, lo que provocó un aluvión de peticiones por parte de los padres, que dejó desabastecido el mercado. Actualmente la dosis de esta vacuna, denominada Bexsero, cuesta unos 106 euros y es fácil encontrarla en las farmacias. Protege contra las cuatro variantes del meningococo y tiene una eficacia de más del 90%.

Ante la más mínima sospecha se recomienda acudir al pediatra, que se encargará de realizar las pruebas pertinentes para su diagnóstico: analítica general, hemocultivos y punción lumbar. En SaludOnNet contamos con profesionales de la pediatría dispuestos a ayudarte.

 

BUSCAR PEDIATRAS EN MI CIUDAD

 

Pediatría

También te puede interesar

Dislexia: qué es y mecanismos para superarla

Dislexia: qué es y mecanismos para superarla