Propósitos para 2018: dieta, ejercicio y buenos hábitos

dieta, ejercicio y buenos hábitos

04/01/2018 • Endocrinología-y-nutrición

Si hacemos memoria y pensamos en los propósitos de cada año, seguramente los de este 2018 no varían demasiado. Perder los kilos que hemos cogido durante los últimos meses, ponerse en forma practicado deporte regularmente y abandonar los malos hábitos suelen ser los más repetidos. Lo malo es que cuando pasan varias semanas muchos de ellos se diluyen y quedan en el olvido.

Para que esto no ocurra vamos a intentar ayudarte con unas sencillas pautas que harán que cumplir tus objetivos no se te haga tan cuesta arriba. Lo primero, y más importante, es tomarse en serio las metas que nos marcamos. Para ello es imprescindible ser realista, a la hora de fijarse los objetivos.

Perder peso

Quitarse los kilos de más es quizás el principal reto al que enfrentarse cuando empieza un nuevo año. Nos hemos hinchado a comidas, cenas y turrones y el cuerpo lo nota. No debemos pensar en adelgazar 10 kilos de golpe, porque no sería realista. Hay que ir poco a poco para ir consiguiendo logros que nos permitan no perder la motivación.

Lo primero, que no debería ser tan difícil, es intentar no comer dulces ni pasarse con las grasas. Para ello lo ideal es llevar una dieta rica en verduras, hortalizas y frutas que ayuden al cuerpo a desintoxicarse de todos los excesos cometidos. Hay que hacer un esfuerzo por beber bastante agua, para que el organismo funcione correctamente, eliminando todos los residuos y toxinas que no necesita.

Lo ideal es hacer cinco comidas al día: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena, con varias horas de separación (entre 3 y 4) y procurando que las primeras sean más copiosas que las últimas. No es bueno cenar demasiado antes de acostarse, porque  las calorías ingeridas no las vamos a quemar durmiendo. También es recomendable evitar los alimentos que más engordan, como los frutos secos, los quesos o las bebidas carbonatadas.

Si se siguen estas pautas poco a poco se van a perder kilos que sobran, aunque no hay que obsesionarse, ya que el metabolismo de cada persona y la genética también juegan un papel importante en el peso.

Hacer ejercicio

Abandonar la vida sedentaria y activar el cuerpo es otro de los propósitos de año nuevo. En esta época muchas personas se apuntan al gimnasio, pero tan importante o más que inscribirse es ir de manera regular. Al principio se coge con muchas ganas, pero poco a poco las excusas y la pereza van ganando la partida. Para que esto no ocurra hay que marcarse unos días fijos en un horario determinado e intentar cumplirlos, salvo causa de fuerza mayor. No hace falta ir todos los días, pero sí al menos un par de ellos a la semana.

mujeres-jovenes-en-gimnasio.jpg

Los gimnasios no son la única opción para hacer ejercicio. La moda del running ha conseguido que muchas personas que no hacían deporte con asiduidad lo hagan ahora de manera habitual. Si nunca antes has corrido, una buena opción es que utilices algún programa de iniciación que alterna andar y correr, para que en unos dos meses seas capaz de correr al menos 5 kilómetros. Si crees que es demasiado no te preocupes; con que andes al menos una hora a paso ligero durante varios días a la semana es suficiente. Lo importante es que te muevas y actives el cuerpo, por lo que la natación, el fútbol o el baloncesto, entre otros deportes, también pueden ayudarte. Además contribuyes a prevenir enfermedades cardiovasculares y del sistema endocrino.

Adiós a los malos hábitos

Apartar los hábitos perjudiciales para la salud es otro de los retos a lograr. Se puede conseguir solo o con ayuda médica, pero siempre teniendo claro que se quiere mejorar. Los principales son el tabaco y el alcohol, aunque obviamente hay más como las drogas o el estrés.

Dejar de fumar es posible si la persona está concienciada de que quiere hacerlo. Una razón de peso es que el tabaco se ha convertido en la primera causa de muerte evitable en los países desarrollados. Para abandonar este vicio muchas personas recurren al médico de familia, encargado de marcar un calendario adecuado para que la persona deje de fumar sin que le suponga un drama. Ahora existen también técnicas avanzadas con las que es fácil conseguirlo, como la biorresonancia, que funciona a través de la capacidad autorreguladora del organismo. Hay quien prefiere acudir al psicólogo o utilizar la acupuntura para comenzar el año sin malos humos. En cualquier caso, aunque son varias las opciones que se pueden elegir, el resultado es óptimo si la persona desea olvidarse del tabaco.

 

BUSCAR ENDOCRINOS EN MI CIUDAD

 

Endocrinología-y-nutrición

También te puede interesar

Formas de controlar la diabetes

Formas de controlar la diabetes

Diabetes: síntomas, factores de riesgo y cuidados de la enfermedad

Diabetes: síntomas, factores de riesgo y cuidados de la enfermedad