Medidas para controlar el exceso de sal y azúcar en los alimentos

sal-azúcar-alimentación

07/02/2018 • Endocrinología-y-nutrición

Lo “healthy” o saludable está de moda y cada vez son más las personas preocupadas por llevar una alimentación sana. Pero a veces es difícil debido a que se desconoce que muchos de los alimentos ingeridos llevan cantidades superiores a las recomendadas de sal y azúcar. El Ministerio de Sanidad ha decidido tomar cartas en el asunto, mediante un acuerdo con la industria de la alimentación para que los productos que se venden, tanto en grandes superficies como en pequeñas máquinas expendedoras, sean más sanos. También se ha implicado a las empresas encargadas de los catering en hospitales, colegios o residencias con el fin de conseguir menús más equilibrados.

En concreto lo que se busca es que antes de 2020 se hayan reducido entre un 5% y un 18% la sal, las grasas y el azúcar de unos 3500 productos. Con este acuerdo se conseguirá paliar los efectos negativos de alimentos que suponen casi el 45% de lo consumido por las personas en España.

Pequeños trucos saludables

La medida es un paso hacia una dieta equilibrada y sana. Pero también hay otras formas de reducir la ingesta de estos alimentos que, tomados en exceso, son nocivos para la salud. Según señala la especialista en endocrinología María Elina Altamore, “hay que intentar evitar las conservas y los condimentos, como la salsa césar de las ensaladas, que lleva demasiada sal. Ocurre también con los pepinillos en vinagre o las aceitunas, que no tienen casi calorías pero contienen un porcentaje de sodio alto”.

La doctora indica que no es necesario eliminar de la dieta estos alimentos, sino utilizarlos bien. Pone como ejemplo una ensalada a la que se ha añadido atún en conserva. Lo recomendable es no echar más sal que la que lleva el atún, para que la sazón sea exclusivamente la del alimento.  En personas sanas no suele haber problemas con la sal, tomada con moderación, pero en quien tiene alguna cardiopatía puede ayudar a que aparezcan complicaciones que pueden ser graves.

Trucos para reducir consumo de sal y azúcar

Los alimentos preparados como las cremas de verduras envasadas, los embutidos, los aperitivos y las salsas llevan, por lo general, más sal de la que necesitan para favorecer su conservación. Hay que intentar no abusar de ellos para que la ingesta de cloruro sódico no supere los límites establecidos como saludables.

Demasiado dulce

Lo mismo ocurre con el azúcar. Existen muchos alimentos que lo llevan y que no son dulces o postres. Un ejemplo es el kepchup, que habitualmente contiene gran cantidad. No obstante siempre depende de los fabricantes, así que es recomendable mirar bien las etiquetas y buscar las marcas que no utilizan glucosa, sino otros edulcorantes. A día de hoy hay cierta reticencia a utilizar algunos como el ciclamato, pero de momento no existen evidencias médicas que hablen de su toxicidad.

Para la doctora Altamore, “lo que está probado es que el azúcar trae muchas complicaciones: aumenta la insulina, genera resistencia y es un paso previo a la diabetes”. Si hay que elegir entre el azúcar y los edulcorantes los especialistas recomiendan los segundos, excepto en niños. La miel o la stevia, edulcorante natural,  son una buena opción para endulzar las comidas.  

Como regla general lo más sano es basar la dieta en alimentos saludables como legumbres, pescados, verduras y frutas, con una preparación al vapor o a la plancha, dejando de lado las frituras y el exceso de grasa.  Los endocrinos pueden ayudar a que organizar las comidas sea más fácil y sano. 

 

BUSCAR ENDOCRINOS EN MI CIUDAD

 

Endocrinología-y-nutrición

También te puede interesar

Formas de controlar la diabetes

Formas de controlar la diabetes

Diabetes: síntomas, factores de riesgo y cuidados de la enfermedad

Diabetes: síntomas, factores de riesgo y cuidados de la enfermedad