SUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Y recibe cada mes el mejor contenido sobre salud y ventajas exclusivas

Dolor en el pie: ¿Neuroma de Morton?

neuroma-morton.jpg

07/05/2018 • Podología

Cuando el tejido de un nervio se engrosa, por irritación de la zona o compresión, se forma un neuroma. Puede producirse en diferentes partes del cuerpo, pero el más frecuente, en un 75% de los casos, es el que aparece en la base del tercer y cuarto dedo del pie, entre los huesos metatarsianos. Se denomina Neuroma de Morton y causa una dilatación o engrosamiento del nervio que provoca dolor permanente.

Uno de los motivos frecuentes por el que aparece un neuroma en el pie es por el uso de zapatos de punta fina y de tacones altos. Por eso su incidencia en mujeres es mucho mayor que en hombres, sobre todo a partir de los 50 años. Este tipo de calzado empuja a los dedos contra la punta del mismo provocando el malestar. Las personas con alguna deformidad en los pies, como juanetes, dedos en martillo o pies planos tienen mayores probabilidades de desarrollar un neuroma.

También surgen al practicar actividades que favorecen la irritación de la base de los dedos, como practicar running o jugar al tenis o padel. Pero su origen no sólo está en el pie; a veces puede deberse al acortamiento de la musculatura posterior (gemelos, sóleo…) que favorece que aumente la carga que el pie aguanta. Por último, una herida o algún tipo de traumatismo en la zona pueden causar también un neuroma.

Principales síntomas

Los síntomas del Neuroma de Morton comienzan de manera gradual y raramente se dan de noche. Al principio aparecen ocasionalmente con calzado estrecho o al realizar ejercicio físico, en la parte delantera del pie. Los principales síntomas son:

  • Hormigueos, ardor o entumecimiento.
  • Dolor mecánico, como si sintiera una descarga.
  • Sensación de tener algo en la base de los dedos, que hace que se sienta el calzado levantado.

Estas molestias pueden desaparecer temporalmente masajeando el pie o evitando el uso de calzado muy apretado o actividad física intensa.  A medida que pasa el tiempo empeoran progresivamente y pueden persistir durante días o semanas. Cuando el neuroma se dilata y los cambios temporales se vuelven permanentes se agrava la situación.

El diagnóstico se realiza con la historia clínica y la exploración física, al manipular el pie. El diagnóstico temprano disminuye los tratamientos invasivos y a veces evita la cirugía. La ecografía es una prueba que también ayuda en el dictamen de la patología.

Tratamientos para el Neuroma de Morton

El tipo de tratamiento varía en función de la gravedad del neuroma. En casos de leves a moderados, se puede realizar y estudio de la pisada y realizar plantillas ortopédicas con un soporte para el arco metatarsiano que reduce la presión en los nervios y disminuye la compresión al caminar. Un tratamiento de fisioterapia y la aplicación de hielo sobre el área afectada ayuda también a reducir la inflamación.

Asimismo se aconseja no realizar actividades que favorezcan presión en el neuroma hasta que no mejore, así como no utilizar calzado con la punta ancha y tacón alto.  Para ayudar a reducir las molestias y la inflamación se pueden tomar anti-inflamatorios no-esteroides como el ibuprofeno.

Si las molestias no mejoran el especialista puede poner infiltraciones en la zona, aunque no se aconsejan más de tres al año. Como última medida se opta por la cirugía, que pueden realizar los podólogos, traumatólogos y cirujanos. Está recomendada para los pacientes que no han obtenido ningún resultado con otras terapias alternativas. Para tratar un neuroma se puede optar por la remoción o la liberación.  La recuperación varía según se haya elegido una u otra técnica, pero por lo general el resultado de la intervención quirúrgica es muy positivo y se consiguen los efectos buscados.  

BUSCAR PODÓLOGOS EN MI CIUDAD

 

Podología

También te puede interesar

¿En qué consiste el espolón calcáneo?

¿En qué consiste el espolón calcáneo?