SUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Y recibe cada mes el mejor contenido sobre salud y ventajas exclusivas

Cómo aliviar el dolor lumbar

lumbalgia.jpg

14/12/2017 • Traumatología-y-cirugía-ortopédica

La lumbalgia o dolor lumbar es uno de los dolores más frecuentes. Se produce cuando aparecen molestias en la parte baja de la espalda, últimas vértebras y crestas ilíacas, que en ocasiones se irradian hacia otras partes del cuerpo. Afecta tanto a las personas que llevan una vida sedentaria como a aquellas que realizan esfuerzos físicos con carga para la espalda o que habitualmente no tienen una higiene postural adecuada. Se calcula que aproximadamente el 80% de las personas lo ha tenido o lo tendrá alguna vez en su vida.

El dolor lumbar se manifiesta de diferentes maneras, en función de la causa y la gravedad del mismo:

  • Dolor a la palpación en una zona localizada
  • Dolor sordo
  • Dolor difuso a ambos lados de la columna
  • Espasmos musculares
  • Dolor que se irradia a otras partes del cuerpo, como la ingle, las nalgas o la zona superior del muslo. En el caso de la ciática la molestia puede llegar hasta el pie.
  • Dificultad para ponerse de pie o caminar del paciente.

Esta patología está relacionada como distensiones o contracturas musculares, lesiones o el uso continuo de un músculo, pero también puede tener su origen en una afección de la columna, como la hernia discal, la estenosis vertebral o la artrosis lumbar, entre otras. El estilo de vida sedentario, la poca práctica de ejercicio físico y el sobrepeso son algunas de las causas que hacen que una persona tenga lumbago. Las malas posturas, al sentarse frente al ordenador o al levantar cualquier peso, también ayudan a la aparición de este dolor de espalda.

En personas de entre 30 y 60 años la lumbalgia se produce fundamentalmente por distensiones de algún músculo o de otra parte blanda o a causa de una hernia discal lumbar. En mayores de 60 años tiene que ver más con fracturas o degeneración de articulaciones a consecuencia de la edad. Su duración es variable, dependiendo de si es aguda o crónica. En el primer caso no dura más de 7 días y cuando es subaguda se puede prolongar hasta las 7 semanas. En los casos crónicos la duración se extiende más de dos meses.

Qué tratamiento seguir

Para el tratamiento de la lumbalgia no se recomienda hacer reposo absoluto, ya que puede ser contraproducente. Por este motivo es importante recuperar la actividad normal cuanto antes, siempre que no suponga realizar grandes esfuerzos físicos. Se recomienda la reeducación postural, para evitar que el lumbago vuelva a aparecer. De manera paulatina el paciente debe comenzar a realizar ejercicio físico aeróbico y trabajar la flexibilidad para fortalecer la zona.

Un tratamiento combinado de rehabilitación, con un buen fisioterapeuta que trabaje ejercicios para el dolor lumbar, ayudará a mejorar la espalda. La natación o el pilates, actividades en las que se realizan multitud de estiramientos para fortalecer la zona, son buenos para prevenir el dolor lumbar, fortaleciendo la musculatura.  

A nivel farmacológico el médico suele indicar en estos casos la toma de analgésicos, antiinflamatorios y relajantes musculares.

Lumbalgia en el embarazo

La lumbalgia es un dolor que sufren con frecuencia las embarazadas en el segundo y tercer trimestre de gestación. En este caso está causada por la compresión de los nervios, tras cambiar el eje de la columna vertebral a consecuencia del crecimiento del útero. Es frecuente que la embarazada, para mantener el equilibrio por el cambio del centro de gravedad, separe los pies y curve la espalda, dañándola. Para prevenirlo es importante que no coja peso ni use zapatos de tacón. La fisioterapia, y las disciplinas como el pilates y el yoga ayudan a fortalecer la espalda durante estos meses.  

Si padece dolor lumbar no espere y acuda al médico. Un diagnóstico a tiempo y un tratamiento rehabilitador terminarán con sus molestias. 

BUSCAR TRAUMATÓLOGOS EN MI CIUDAD 

Traumatología-y-cirugía-ortopédica

También te puede interesar

Fracturas de huesos en niños

Fracturas de huesos en niños