SUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Y recibe cada mes el mejor contenido sobre salud y ventajas exclusivas

Candidiasis vaginal: contagio, tratamiento y prevención

candidiasis

10/01/2018 • Ginecología

La candidiasis vaginal es una infección causada por el hongo Cándida Albicans, un organismo que se localiza, en pequeñas cantidades, en zonas del cuerpo como la vagina, la boca, el tubo digestivo y la piel. Este hongo no siempre produce infecciones ni molestias; es frecuente que viva junto a otros microorganismos en equilibrio. Pero hay veces que aumenta su cantidad, sobre todo cuando se tienen las defensas bajas, y aparecen los problemas en piel y mucosas.

La candidiasis puede producirse como consecuencia de la toma de medicamentos, sobre todo de antibióticos, que afectan directamente al sistema inmunológico. También al estrés, la ansiedad y una alimentación inadecuada. Asimismo aparece en mujeres embarazadas, que presentan cambios hormonales y del metabolismo. Por último, existen enfermedades como la diabetes, el VIH o el cáncer que pueden provocar su aparición.

Principales síntomas

No se considera una enfermedad de transmisión sexual, porque la infección está causada por el propio hongo que vive en el organismo y no por un agente externo. No obstante se recomienda a las personas contagiadas que no mantengan relaciones sexuales mientras tengan candidiasis, para evitar que aparezcan sobreinfecciones.  

La candidiasis vaginal presenta unos síntomas muy característicos:

  • Flujo de color blanquecino y espeso
  • Mal olor del flujo
  • Ardor o escozor en la zona vaginal
  • Irritación y enrojecimiento de la vulva

Por lo general la candidiasis, también conocida como vulvovaginitis por cándida, se diagnostica en consulta mediante un examen visual, gracias a los síntomas que provoca. No obstante el médico puede tomar muestras, que son cultivadas en un laboratorio, para confirmar el diagnóstico.

El mejor tratamiento para la candidiasis son los antimicóticos, en pomada o por vía oral, por la noche y durante una semana. También ayudan los antifúngicos y los prebióticos, para lograr un equilibrio de la flora intestinal y acabar con la infección por el hongo cándida.

Otros tipos de candidiasis

Además de la candidiasis vaginal, también hay otros tipos de infecciones causadas por la cándida. Los más comunes son:

  • Piel. Se producen en los pliegues (ingles, axilas, debajo de los pechos o en el abdomen en el caso de personas obesas).
  • Boca. El más común es el Muguet oral. Se da sobre todo en niños y se manifiesta con grandes placas blanquecinas que se extienden por la mucosa oral.
  • Sistema digestivo. Afecta principalmente al esófago. La inflamación de este órgano provoca que aparezcan problemas al tragar, ardor y molestias en el tórax.
  • Sistema respiratorio. Está asociado al muguet oral y provoca afonía.
  • Aparato excretor. Frecuente en personas que toman antibióticos o que están sondados.

La mejor prevención de la candidiasis vaginal es una buena higiene y un buen estado de salud. El uso de prendas interiores sintéticas favorece la aparición de este tipo de infecciones, siendo preferible la ropa de algodón. También se desaconseja utilizar protectores de flujo vaginal, ropa muy ajustada y bañadores mojados. Tres de cada cuatro mujeres la tienen al menos una vez en la vida y, según los especialistas, un 5% de las mujeres presenta más de cuatro episodios de candidiasis vaginal al año.

 PIDE CITA CON UN GINECÓLOGO

Ginecología

También te puede interesar

Vaginitis: síntomas, tipos y tratamiento

Vaginitis: síntomas, tipos y tratamiento