SUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Y recibe cada mes el mejor contenido sobre salud y ventajas exclusivas

Un carnet dosimétrico controlará las radiaciones en pruebas médicas

radiación-radiografía-dosimetría.jpg

13/09/2017 • Radiodiagnóstico, Oncología-radioterapia

¿Cuánta radiación soporta una persona a lo largo de su vida? Sabemos que las radiaciones no son buenas para la salud, pero no tenemos una información exacta al respecto sobre la cantidad que recibimos. A partir de febrero de 2018 esto va a cambiar, porque España debe cumplir los requisitos que impone la Directiva Europea 2013/59 de radiaciones ionizantes por exposiciones médicas.

Para empezar, cuando un especialista considere que debe prescribir una prueba radiológica a un paciente, debe justificarlo mediante un informe médico, sobre todo en el caso de revisiones en personas asintomáticas. Asimismo el paciente estará obligado a firmar un consentimiento informado al respecto, para que haya total transparencia en el proceso. Todo ello quedará recogido en un carnet dosimétrico personalizado en el que figure la radiación que recibe cada persona y el motivo de esta exposición.

Equipos obsoletos

Actualmente se calcula que entre el 20% y el 30% de las pruebas radiológicas que se hacen, en su mayoría radiografías, no son necesarias para obtener un diagnóstico. Asimismo los equipos de muchos centros, tanto públicos como privados, no informan de las dosis de radiación que emiten con cada prueba. Esto sólo lo hacen los nuevos y sería irreal pensar que con la puesta en marcha de estas medidas se van a renovar todos los equipos radiológicos, muchos con más de una década.

Pero con el paso de los años el cambio de maquinaria va a hacer posible tener una información exacta de cada acto médico. Además se conseguirá controlar la exposición de rayos X que dan los equipos, para que sea la mínima. La idea del gobierno es plantear un Plan Renove de tecnología sanitaria, de manera conjunta con la industria radiológica, para conseguir que en un plazo corto de tiempo se sustituya la equipación antigua.

Varía en función de la prueba

La unidad científica de medición de la dosis de radiación, también llamada dosis efectiva, es el millisievert (mSv). La tomografía computerizada, conocida también como TAC, es la responsable de casi el 80% de la radiación que reciben los pacientes. En los últimos años se ha incrementado de manera notable el uso de esta prueba. Según indican desde el portal especializa Radiologyinfo.org, la tomografía aporta una dosis de radiación al paciente de entre 2 y 20 mSv, en función de la zona del cuerpo en la que se haga, y en el caso del PET/TAC (Tomografía por emisión de positrones, en Medicinal Nuclear), de 25 mSv. Esta última es comparable con la radiación natural de fondo, proveniente de fuentes naturales,  que recibirá una persona durante un periodo de 8 años.

Por otro lado se encuentran las pruebas que tienen poca radiación, como las radiografías. La de tórax tiene una dosis de 0,1 mSv, la de extremidades de 0,001 mSv y la intraoral de 0,005 mSv. Esta radiación es similar a la que se recibe de forma natural durante un periodo máximo de unos 10 días.

Radiodiagnóstico Oncología-radioterapia

También te puede interesar

¿Qué diferencias hay entre una Resonancia Magnética y un TAC?

¿Qué diferencias hay entre una Resonancia Magnética y un TAC?

Cómo debemos enfrentarnos al cáncer

Cómo debemos enfrentarnos al cáncer