SUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER

¡Qué importante es elegir al mejor pediatra!

pediatraconnino.png

17/11/2016 • Pediatría, niños, pediatra

Los pediatras son los mejores aliados de los padres en el desarrollo y crecimiento de los niños. Son los médicos que se encargan de la salud de los pequeños, tanto si están sanos como si tienen alguna enfermedad. Buscar un buen pediatra es importante, ya que en sus manos se deja una parte fundamental del cuidado de los niños.  Sin duda es una especialidad muy vocacional que requiere de paciencia, sabiduría y mano izquierda.

Quien tiene hijos conoce muy bien la importancia de tener un pediatra de confianza, capaz de resolver los miedos que tanto asustan a los padres, sobre todo cuando sus pequeños son bebés. Por eso es crucial encontrar un médico que comparta las inquietudes de los progenitores y respete la manera de educarlos.


Revisiones periódicas

No sólo se acude al pediatra cuando el niño está enfermo. Las consultas del niño sano, en las que se comprueba si el desarrollo, tanto físico como emocional, está siendo correcto, son un valor añadido en nuestro sistema de salud. Un buen pediatra siempre hace especial hincapié en la prevención, que ayuda a evitar disgustos innecesarios. Gracias a estos exámenes es más fácil conocer si el niño está sano o es necesario derivarlo a otro especialista por alguna patología que pueda presentar.

Cuando son bebés estas revisiones se realizan cada poco tiempo e incluyen la puesta de vacunas, según el calendario de cada Comunidad Autónoma. No todas las recomendadas están cubiertas por la Seguridad Social, por lo que la opinión del médico juega un papel destacado a la hora de que los padres elijan cuál poner y cuál no.  

A medida que los niños crecen, las visitas al pediatra se espacian más en el tiempo, pero siempre son una tranquilidad. Con ellas los padres conocen si su hijo está creciendo de manera normal o si deben prestar especial atención a algún aspecto concreto.

Enfermedades más frecuentes

La otra parte de la pediatría son las consultas a demanda, es decir, las citas que los padres solicitan porque su hijo está enfermo. El síntoma más frecuente por el que se visita al médico es la tos, sobre todo en los más pequeños, ya que se calcula que los bebés que van a guardería tienen al año una media de seis infecciones respiratorias al año, más en los meses de frío. Durante los primeros años de vida más de 50% de los niños padece algún episodio de tos con silibancias, que se traducirá en asma bronquial. También son muy comunes otras afecciones como: síntomas rinoconjuntivales, dolor de garganta, dolor de oídos, fiebre, vómitos, diarrea, estreñimiento, obesidad o trastornos en el lenguaje, entre otros. Hay casos en los que los pediatras derivan a los pequeños a otros médicos especializados, como los endocrinos, dermatólogos, neumólogos, urólogos u oftalmógos pediátricos. 

Si está buscando consulta con un pediatra en SaludOnNet contamos con una amplia cartera de especialistas que tratarán a tu hijo como merece. La salud de los pequeños es lo primero, por eso hay que saber elegir un buen pediatra.

Pediatría niños pediatra

También te puede interesar

Diagnóstico y tratamiento del niño con TDAH

Diagnóstico y tratamiento del niño con TDAH

Enuresis nocturna: cuando sigues mojando la cama

Enuresis nocturna: cuando sigues mojando la cama

Cómo actuar cuando un niño se golpea la cabeza

Cómo actuar cuando un niño se golpea la cabeza

La gastroenteritis vuelve con el cole

La gastroenteritis vuelve con el cole