mujer.jpg

26/04/2016 • Cirugía Estética, estética, mama

Recuperar la firmeza de los pechos

Una de las principales quejas de las mujeres que han sido madres es que notan que sus pechos ya no están en el mismo sitio que antes, después del embarazo y sobre todo de la lactancia. No obstante, esto no sólo se produce por haber tenido hijos. Las pérdidas significativas de peso o el simple paso del tiempo hacen que las mamas pierdan firmeza.

Hay que partir de la base de que no todas las mamas son iguales y que en su caída es fundamental la calidad de la piel que las envuelve. Por ese motivo, con el paso de los años las que tienen piel gruesa caen menos y más lentamente que las que tienen piel fina.

Dos tipos de soluciones

Para quienes han sufrido esta caída, la Mastopexia o elevación de mamas es una buena solución. Se trata de una intervención quirúrgica que busca eliminar la flacidez de las mismas y colocarlas como estaban antes de que se cayeran. Existen dos tipos de intervención: sin prótesis y con prótesis.

Por la primera suelen optar aquellas mujeres que están satisfechas con el tamaño de su pecho, pero no con la pérdida de firmeza. En estos casos el cirujano recoloca el pezón y elimina el exceso de piel sobrante de la parte inferior. Los beneficios del levantamiento de senos son principalmente estéticos y van relacionados con la autoestima de la paciente. Pero también, en ocasiones, hay beneficios médicos, sobre todo en pacientes que sufren dolor de espalda y cuello a consecuencia de la caída de los pechos.

Las mujeres que prefieren realizarse la elevación con una prótesis son aquellas que, además de no querer tener unos mamas caídas, buscan también aumentar el tamaño de las mismos para paliar la pérdida de volumen o simplemente para tener más pecho. De esta forma consiguen aumentar de talla de sujetador y recuperar la posición inicial de los pechos.

Antes de cualquiera de las dos intervenciones quirúrgicas es el cirujano el que valora el grado de ptosis mamaria que existe y la calidad de los tejidos. También es el especialista el que aconseja a la paciente cuál es la intervención que más le conviene.

Postoperatorio

Esta operación dura unas dos o tres horas y suele realizarse con anestesia general. Una vez terminada lo normal es que la paciente sienta un dolor moderado, que desaparece con la administración de analgésicos. También es habitual sentir una leve opresión en el tórax, durante los tres primeros días. Los médicos siempre recomiendan utilizar, durante al menos un mes, un sujetador especial para proteger la zona.

Se puede volver a hacer vida normal completa, realizando actividades deportivas, en un plazo de uno a tres meses. No obstante, en unos cinco días la persona puede reincorporarse al trabajo sin ningún problema.

Si estás pensando en realizarte una mastopexia o elevación de mamas, entra en SaludOnNet y descubre lo que te proponemos. ¡Y presume de pecho este verano!

Cirugía Estética estética mama

También te puede interesar

Operación de nariz ¿Rinoplastia y Rinoseptoplastia?

Operación de nariz ¿Rinoplastia y Rinoseptoplastia?

Rejuvenecer la mirada con la blefaroplastia

Rejuvenecer la mirada con la blefaroplastia

Por qué salen y cómo se eliminan las verrugas

Por qué salen y cómo se eliminan las verrugas