abdomen.jpg

01/02/2016 • Endocrinología-y-nutrición, Medicina-General, Medicina Deportiva, estética

Quiero un abdomen plano

Si preguntamos a la mayoría de las personas en qué zona de su organismo les gustaría reducir grasa, la mayoría contestarán que en el abdomen. Los cuerpos perfectos de los anuncios publicitarios, la cultura actual del deporte y la dieta sana, hacen que la pregunta del millón en estos momentos para mucha gente sea “cómo conseguir un abdomen plano”.

Dieta y ejercicio

Hay varias formas de hacerlo, pero todas requieren un esfuerzo por parte de quien espera unos resultados satisfactorios. La primera es llevar una dieta saludable, siempre de más a menos, en la que la principal comida del día sea el desayuno y la más ligera la cena. De hecho, se recomienda no comer nada de dos a tres horas antes de irse a la cama, porque durante la noche el cuerpo trabaja a un ritmo más lento.

Fuera dulces, comidas procesadas y el picar entre horas. Es mejor aumentar el consumo de verduras, frutas y proteínas y reducir el tamaño de las porciones que se toman (seguro que hemos oído en más de una ocasión que hay que comer en plato de postre). También es importante masticar despacio, descansar entre cada bocado de comida y estar constantemente hidratado.
El ejercicio es otra de las formas que nos pueden llevar a no tener tripa. Las abdominales son muy buenas, pero si tenemos una capa de grasa por encima de ellas, lo primero que hay que hacer, antes de nada, es realizar ejercicios cardiovasculares (bailar, correr, nadar, montar en bicicleta….). Y si los hacemos en series de diferentes intensidades, mucho mejor. También el entrenamiento de fuerza ayuda a reducir la grasa abdominal. Al tener más músculo se aumenta el metabolismo y se queman más rápido las calorías.

Cirugía como última opción

Cuando se han probado varios métodos no invasivos y ninguno funciona, es el momento de pensar en someterse a una intervención quirúrgica denominada abdominoplastia. Lo que se consigue con esta operación es eliminar la grasa y la piel sobrante, que se ha ido acumulando en el abdomen a lo largo del tiempo, por culpa de los embarazos, los cambios de peso sufridos o simplemente por la edad.

Es un procedimiento gracias al cual se tensan y juntan los músculos rectos abdominales, con lo que se consigue el tan buscado vientre plano. El cirujano procura realizar la incisión de una espina iliaca a otra, por encima del pubis, eliminando la piel y el tejido adiposo necesario. La cicatriz en esta intervención, que se hace mediante ingreso hospitalario y anestesia epidural con sedación o anestesia general, queda oculta en la zona del pubis y no suele ser visible con ropa.

Los días posteriores a la intervención el paciente es probable que sienta dolor e hinchazón en la zona. Se suele colocar una faja que se llevará durante dos meses y se recomienda hacer reposo durante los primeros días. Al cabo de dos semanas, el paciente puede comenzar a realizar ejercicio, aunque siempre deberá seguir las indicaciones que le realice el médico.

Esta operación tiene que ser el último recurso, después de haber intentado todos los demás. Lo recomendable siempre es primero perder peso mediante dieta y ejercicio y a continuación someterse a la intervención quirúrgica, si aun así el exceso de grasa en la tripa no ha desaparecido.

No obstante, el nivel de satisfacción de quienes se someten a esta cirugía es muy alto, al recuperar su figura y disfrutar de un abdomen sin grasa ni flacidez.

 

 

Endocrinología-y-nutrición Medicina-General Medicina Deportiva estética

También te puede interesar

Cuidado con las lesiones si eres corredor

Cuidado con las lesiones si eres corredor

Hábitos saludables para luchar contra la hipertensión

Hábitos saludables para luchar contra la hipertensión

Motivos por los que se acude a Medicina General

Motivos por los que se acude a Medicina General

Prevenir y tratar una contractura

Prevenir y tratar una contractura

¿Cómo consigo quitarme esos kilos que me sobran?

¿Cómo consigo quitarme esos kilos que me sobran?

Cuidado con las lesiones si eres corredor

Cuidado con las lesiones si eres corredor

Hábitos saludables para luchar contra la hipertensión

Hábitos saludables para luchar contra la hipertensión

Motivos por los que se acude a Medicina General

Motivos por los que se acude a Medicina General

Prevenir y tratar una contractura

Prevenir y tratar una contractura

¿Cómo consigo quitarme esos kilos que me sobran?

¿Cómo consigo quitarme esos kilos que me sobran?