SUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Y recibe cada mes el mejor contenido sobre salud y ventajas exclusivas

Qué es la astenia y cuáles son sus síntomas

pareja-en-el-medico.jpg

06/10/2017 • Medicina-General

Decimos que alguien tiene astenia cuando presenta una sensación de cansancio, fatiga o debilidad para realizar las actividades cotidianas que antes hacía sin problema. Muchas veces, quien la padece no es consciente de lo que le pasa y acude al médico buscando una solución a su problema explicando que está cansado, que necesita dormir más y que se encuentra débil. Su diagnóstico es complicado, ya que los síntomas son muy variados y pueden llevar al médico a error.

Síntomas de la astenia

En ocasiones esta patología va unida a otros síntomas, que pueden ser físicos o psíquicos:

  • Síntomas físicos: anorexia, pérdida importante de peso, dolores musculares, cardiopatías, alteración del sueño, pérdida de sangre o fiebre.
  • Psíquicos: ansiedad, irritabilidad, depresión o insomnio.

Cuando el paciente presenta síntomas físicos el médico realiza un examen físico que le ayuda a buscar la causa que lo produce. Una completa historia clínica y una exploración exhaustiva le puede acercar bastante al diagnóstico. En el caso de síntomas psíquicos es frecuente que el especialista se preocupe por conocer la situación del paciente, tanto familiar como laboral y personal.

El tratamiento no siempre es el mismo, ya que como hemos visto hay muchos síntomas. Cuando una persona padece astenia se recomienda reposo relativo y la práctica de ejercicio moderado. Tras el diagnóstico la medicación más usada son analgésicos, antiinflamatorios no-esteroideos (AINE), fármacos antiepilépticos y algunos agentes depresores del sistema nervioso.

En ocasiones no existe ningún problema físico o psíquico que desencadene ese estado. Cuando el paciente lo arrastra durante más de seis meses se habla del síndrome de fatiga crónica (SFC) o fibromialgia. También pueden darse otros motivos para que una persona tenga astenia, como el consumo de fármacos o tóxicos y los cambios de tiempo (primavera y otoño, fundamentalmente).

Astenia otoñal

La astenia otoñal se caracteriza por una alteración de la melatonina, una hormona que regula el ciclo de sueño y la temperatura corporal de cada persona. Con los cambios de estación y hora se reducen las horas de luz, lo que hace que aumente esta hormona, en detrimento de la serotonina. Por este motivo aparece el cansancio, el sueño y la apatía y la pérdida de interés por actividades que antes se realizan de manera normal. Además el otoño es una época de inicio de proyectos laborales, con aumento del estrés incluido.

La astenia otoñal es una patología temporal, que como mucho dura 15 días. Si se alarga en el tiempo, entonces hay que buscar otro problema asociado. Para superarla se recomienda tomar una alimentación que ayude a la producción de la serotonina (chocolate, piña, queso o pavo, entre otros). También es importante hacer deporte y dedicarse a la realización de una actividad lúdica que proporcione placer.

Si crees que puedes tener astenia acude a tu médico de familia y cuéntale los síntomas que presentas. En SaludOnNet estamos seguros de que podemos ayudarte.

Medicina-General

También te puede interesar

Anemia por déficit de hierro: síntomas, causas y tratamiento

Anemia por déficit de hierro: síntomas, causas y tratamiento