gastroscopia.jpg

30/12/2016 • Aparato-Digestivo, cirugía

Qué es y cómo se realiza una Gastroscopia

Las molestias abdominales son comunes en muchas personas. Pueden deberse a diferentes causas y es importante que el médico las conozca para poder poner un tratamiento. Por eso hay pruebas específicas para saber si existe alguna patología concreta, como la gastroscopia o endoscopia digestiva alta. Este examen se realiza para evaluar las causas del dolor, en personas que presentan náuseas, dificultad para tragar, acidez o ardor, entre otros síntomas.Existen muchos motivos para solicitar una gastroscopia, pero los más frecuentes son los problemas en el esófago, estómago (gastritis, úlceras o tumores) o duodeno y  la hernia de hiato o el reflujo. También se realiza en personas con anemias ferropénicas, heces negras, pérdida de peso sin motivo, cirrosis hepática o para diagnosticar enfermedades como la celiaquía. Es un método muy eficaz para valorar hemorragias que provienen de la zona digestiva alta, ya que extrayendo pequeñas muestras de mucosa se puede saber si la persona tiene lesiones benignas o malignas.

Preparación y desarrollo de la prueba 

Esta prueba consiste en una exploración del esófago, el estómago y el duodeno, que se lleva a cabo mediante un endoscopio o tubo flexible de un centímetro de diámetro y algo más de 100 cm de largo. Este aparato se introduce por la boca del paciente y avanza hasta el intestino superior. Cuenta con una cámara que permite ver el interior del intestino a través de un monitor de vídeo que muestra las imágenes para ser analizadas. Con esta técnica, que realiza el médico especialista en Aparato Digestivo, se pueden detectar tumores en estadio precoz.

El tubo tiene varios canales, que permiten también introducir instrumentos necesarios, por ejemplo, para la toma de biopsias o para extirpar cuerpos extraños o pólipos. Lo bueno es que el aparato, aunque es molesto, no interfiere en la respiración del paciente y no suele causar dolor. No obstante, para las personas que no lo toleran existe la opción de realizar esta prueba con sedación o anestesia.

Antes de hacerse una gastroscopia, la persona necesita una preparación específica para que la prueba salga lo mejor posible. En primer lugar debe de estar en ayunas, por lo menos desde la noche anterior, para que el estómago esté vacío. Quienes toman medicación deben comunicárselo al médico para que les indique cómo deben de realizar la ingesta en este caso. Lo mismo ocurre con aquellos que toman anticoagulantes o tienen alguna enfermedad que el especialista debe conocer.

El resultado se sabe de manera inmediata, una vez terminada la prueba. No ocurre así cuando se han tomado muestras que hay que analizar en el laboratorio. En ese caso el paciente debe de esperar unos días hasta tener una conclusión.

Si presentas molestias estomacales no dudes en acudir a consulta de Aparato Digestivo y comunicar al médico qué es lo que te ocurre. Si el especialista considera que debes realizarte una gastroscopia, en SaludOnNet ponemos a tu disposición a los mejores especialistas encargados de hacer esta prueba.

Aparato-Digestivo cirugía

También te puede interesar

¿Sabes que también puedes operarte en SaludOnNet?

¿Sabes que también puedes operarte en SaludOnNet?

El estreñimiento afecta sobre todo a las mujeres

El estreñimiento afecta sobre todo a las mujeres