SUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Y recibe cada mes el mejor contenido sobre salud y ventajas exclusivas

mujer-sentado-con-movil.jpg

17/05/2017 • prevención, Ginecología y Obstetricia

Ovarios poliquísticos: qué son y cómo se tratan

Aparición de vello excesivo, amenorrea, reglas muy irregulares o dificultad para quedarse embarazada.  A veces las mujeres tienen estos problemas y no saben muy bien a qué es debido. En función de los síntomas, muchas lo consideran algo normal hasta que acuden al ginecólogo y el especialista les explica quién es el culpable de esos síntomas: el ovario poliquístico.

Una de cada diez mujeres en edad fértil (de 15 a 45 años) padece el síndrome de ovario poliquístico (SOP), un problema causado por un desequilibrio de las hormonas reproductivas que hace que, en ocasiones, los ovarios no generen óvulos o no se desprendan durante la ovulación como normalmente ocurre. La consecuencia más grave es la infertilidad en la mujer, no porque no se pueda quedar embarazada por culpa del síndrome, sino porque al no existir ovulación es imposible que haya fecundación. No obstante el SOP puede ser tratado por el ginecólogo, con métodos que favorecen la ovulación. No siempre produce infertilidad; algunas veces también se generan quistes en los ovarios.

Este síndrome se da desde que la mujer entra en la pubertad y tiene la menstruación aunque es cierto que, generalmente, hasta que no empieza a intentar quedarse embarazada, no sabe que lo tiene. La obesidad y los antecedentes hereditarios son factores que influyen a la hora de que aparezca este síndrome.

Principales síntomas 

Las mujeres con ovarios poliquísticos presentan unos síntomas muy marcados que hacen sospechar de esta patología. Los principales son:

  • Reglas muy irregulares en periodos más cortos de lo normal y, en ocasiones, ausencia de la misma durante varios ciclos (amenorrea)
  • Hirsutismo o aparición de vello en zonas predominantemente masculinas como la barbilla, la cara, el pecho… y a la vez disminución de densidad y caída del cabello (alopecia androgénica)
  • Aparición de acné en rostro, pecho y espalda
  • Aumento de peso

Aunque se conoce la predisposición genética a tener este síndrome, no están muy claros los motivos por los que aparece. Algunos especialistas lo achacan a un elevado nivel de andrógenos (hormonas masculinas) por encima del que una mujer debe tener y más altos que los propios estrógenos. También se valora la existencia de unos niveles de insulina superiores a lo que suele ser normal.

Las mujeres con ovarios poliquísticos deben cuidarse especialmente, ya que este sindrome predispone a otras enfermedades como la diabetes, la hipertensión, el colesterol alto o el riesgo de padecer cáncer de endometrio.

Diagnóstico del SOP 

El diagnóstico del síndrome de ovario poliquístico se realiza en consulta y es el ginecólogo el que se encarga de llevar a cabo: exploración física, examen pélvico, ecografía para ver cómo están los ovarios y el endometrio (si hay algún quiste) y un análisis clínico para saber cómo tiene la paciente los niveles de andrógenos. Una vez realizados todos los exámenes el médico valora cuántos síntomas de SOP tiene la paciente y procede al diagnóstico.

No existe cura, pero sí se pueden controlar los síntomas, combinando tratamiento farmacológico con estilo de vida saludable. Si tienes algunos de los signos que hemos comentado acude al ginecólogo para conocer si tú también tienes SOP. En SaludOnNet tenemos los

los mejores especialistas esperándote.

 PIDE CITA CON UN GINECÓLOGO

prevención Ginecología y Obstetricia

También te puede interesar

Efectos nocivos del tabaco en nuestra salud

Efectos nocivos del tabaco en nuestra salud

Pruebas para detectar anomalías genéticas en el embarazo

Pruebas para detectar anomalías genéticas en el embarazo