SUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Y recibe cada mes el mejor contenido sobre salud y ventajas exclusivas

perfil-riesgo-infarto.jpg

14/03/2017 • Cardiología, prevención

Objetivo: prevenir el riesgo cardiovascular

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte y discapacidad en los países desarrollados, en la franja que va de los 40 a los 65 años. Cuidarse es muy importante para evitar problemas con el corazón y los vasos sanguíneos, que en la mayoría de los casos se deben a la aterosclerosis (enfermedad consecuencia del engrosamiento y estrechez de las arterias debido al acúmulo de grasa y el colesterol). La aterosclerosis puede conllevar ataques cardiacos o accidentes cerebrovasculares.

 El 14 de marzo se celebra el Día Europeo del Riesgo Cardiovascular, una fecha para hacer especial hincapié en la importancia que tiene llevar una vida lo más saludable posible. En la mayoría de los casos las personas con riesgo cardiovascular tienen unos hábitos reconocibles que deben cambiar:

  1. Alimentación. Una dieta rica en grasas saturadas está directamente relacionada con la aparición de enfermedades cardiovasculares, sobre todo con la cardiopatía coronaria. Es muy importante tener una alimentación variada y equilibrada, que incluya verduras, frutas, hortalizas, pescado, cereales y lácteos desnatados.
  2. Sedentarismo. Hay una relación inversa entre el riesgo de mortalidad cardiovascular y el ejercicio que se hace (a menor ejercicio mayor mortalidad). Los hábitos cambian, aunque poco a poco. Hace 20 años un 45% de la población no realizaba ningún tipo de ejercicio. Para prevenir enfermedades del corazón los médicos recomiendan hacer 30 minutos de ejercicio diario.
  3. Tabaquismo. Está comprobado que aumenta hasta tres veces la mortalidad por enfermedad cardiovascular.Dejar de fumar disminuye el riesgo considerablemente, según los años que hayan pasado desde que se dejó el tabaco. A los 10-15 años el riesgo se equipara al de una persona no fumadora.
  4. Obesidad y sobrepeso. Hay una relación directa entre el riesgo de mortalidad y el índice de masa corporal (IMC). Cuando este indicador es superior a 30 kg/m2 es importante controlar el peso. Vigilar la grasa abdominal, que es peligrosa para el corazón, tanto en hombres como en mujeres.
  5. Hipertensión arterial. El descenso de las cifras de presión arterial reduce de forma considerable la probabilidad de tener episodios cardiovasculares o una enfermedad cerebrovascular. Es importante controlar la tensión arterial y eliminar de la dieta la sal en el caso de ser hipertenso.
  6. Estrés. Se debe controlar el estrés.
  7. Riesgo cardiovascular. Hay que conocer el riesgo que la persona tiene, en el caso de contar con antecedentes familiares. Existen análisis que determinan el riesgo.
  8. Dislipemia.Es la alteración en los niveles de lípidos (grasas) en sangre, sobre todo colesterol y triglicéridos. Hay una relación entre los valores de colesterol y la mortalidad por cardiología isquémica.
  9. Diabetes mellitus. Esta enfermedad se asocia directamente con el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

 Existen diferentes tipos de enfermedades cardiovasculares: cardiopatía coronaria, insuficiencia cardiaca, arritmia, enfermedades de las válvulas cardiacas, arteriopatía periférica,  presión arterial alta (hipertensión) y cardiopatía congénita.  

Si necesitas más información sobre el riesgo cardiovascular, en SaludOnNet tenemos consultas de cardiología en las que los especialistas te darán las pautas a seguir.

BUSCAR CARDIÓLOGOS EN MI CIUDAD

Cardiología prevención

También te puede interesar

Pensando en él ¿y si regalas SALUD?

Pensando en él ¿y si regalas SALUD?

Prevenir el cáncer de pulmón

Prevenir el cáncer de pulmón