SUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Y recibe cada mes el mejor contenido sobre salud y ventajas exclusivas

cataratas.jpg

15/04/2016 • Oftalmología, cirugía, cataratas

No dejes que las cataratas te impidan ver

La mayoría de las personas ven mermadas muchas capacidades que antes tenían intactas, según van cumpliendo años. Desgraciadamente el paso del tiempo deja huella en todos y, en el caso de la vista, las cataratas suelen ser las principales culpables. Se trata de una enfermedad ocular que supone la pérdida de transparencia del cristalino, al volverse opaco poco a poco, lo que provoca que la vista de la persona disminuya de manera progresiva. Es importante  puntualizar que, aunque en la mayoría de los casos la edad es el factor determinante, hay personas que las tienen por alguna enfermedad congénita o a causa de un traumatismo.

Quien tiene cataratas no debe conformarse y ver la pérdida de visión como un daño colateral del envejecimiento. La cirugía soluciona el problema de una manera rápida y sencilla, mejorando enormemente la calidad de vida del paciente. Consiste en la extracción del cristalino opacificado y su sustitución por un cristalino artificial o lente intraocular. De esta forma la persona recupera la visión y desaparece el riesgo de que aparezcan problemas como el aumento de tensión ocular (glaucoma facogénico o facolítico).

No hay que esperar para operarse

Debe realizarse sin dejar pasar demasiado tiempo desde que se ha detectado que el cristalino se está volviendo opaco. Si no, se corre el riesgo de que la catarata sea madura, lo que dificulta la cirugía y aumenta las complicaciones. Además, al ser madura no permite la visualización de la retina, lo que puede indicar que existen enfermedades en el fondo de ojo que impiden la recuperación visual.

 Aunque existen diferentes técnicas, la más utilizada es la Facoemulsificación o emulsificación ultrasónica del cristalino, que consiste en el uso de ultrasonidos para fragmentar la catarata. Permite realizar una incisión de unos 3 mm o menos, a través de la cual se extrae el cristalino. Posteriormente se inserta una lente intraocular en la posición que ocupaba el cristalino.

 Pero no en todos los casos es posible realizar esta técnica y en ocasiones es necesario emplear procedimientos alternativos como la extracción extracapsular del cristalino. Este último es un método eficaz también, pero tiene una recuperación visual más lenta.

En qué consiste la intervención

La operación se realiza en quirófano con las medidas de esterilidad necesarias y es muy importante la colaboración del paciente. Se usa generalmente anestesia local y, al tratarse de una cirugía mayor que produce un cambio importante en la anatomía del globo ocular, el paciente puede requerir hospitalización. No obstante también puede ser una cirugía ambulatoria.

Lo más importante de esta cirugía es que es la única forma de que el paciente recupere la visión. Tras la intervención siempre se produce una mejoría de la visión, aunque en la mayoría de casos suele ser necesario el empleo de gafas para cerca y/o lejos. Asimismo, el cirujano no le puede decir al paciente previamente cuánto porcentaje de visión va a recuperar, porque no sabe hasta que no opera. La incorporación a las actividades diarias se hace de forma progresiva, con control olfatlmológico y con medicación y colirios. 

 Si estás interesado en operarte de cataratas, en SaludOnNet tenemos una oferta que se puede adecuar a tus necesidades.

 

Oftalmología cirugía cataratas

También te puede interesar

Pensando en él ¿y si regalas SALUD?

Pensando en él ¿y si regalas SALUD?

Qué es y cómo se realiza una Gastroscopia

Qué es y cómo se realiza una Gastroscopia

¿Sabes que también puedes operarte en SaludOnNet?

¿Sabes que también puedes operarte en SaludOnNet?

Con el paso del tiempo aparece la presbicia

Con el paso del tiempo aparece la presbicia