SUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Y recibe cada mes el mejor contenido sobre salud y ventajas exclusivas

doctor-patient.jpg

19/04/2016 • Ginecología, embarazo

La Revisión Ginecológica es muy importante

Las revisiones médicas ayudan, en la mayoría de las ocasiones, a prevenir posibles enfermedades. Se anticipan a problemas que, cogidos a tiempo, presentan mucho mejor pronóstico. En el caso de las mujeres, si pensamos en una revisión, siempre se viene a la cabeza la que se lleva a cabo en el ginecólogo. Acudir a la consulta de este especialista cuando no se tiene dolor alguno, sino como simple chequeo, creemos que es algo común. Pero no siempre es así, a pesar de que debería de hacerse todos los años.

Muchas veces la pereza o el despiste hacen que se deje pasar tiempo sin acudir al ginecólogo. Otras, más de las que pensamos, sucede que cuando la mujer da a luz y termina los controles post parto, se olvida con el tiempo de que tiene que volver al médico para comprobar que todo está bien. Pero no siempre la responsabilidad la tiene la paciente.

En ocasiones los médicos de familia, encargados en la Seguridad Social de derivar a los pacientes a los especialistas, consideran que no es necesario mandar a las mujeres aparentemente sanas al ginecólogo, por lo que las envían a la matrona para que les haga una citología cada dos o tres años. Y ahí acaba la revisión. Desgraciadamente los médicos se ven obligados a contener el gasto, haciendo que el sistema público de salud no sea tan preventivo como queremos. Y eso a pesar de que se ahorraría mucho dinero.

Citología, ecografías y mamografía

La prueba de Papanicolaou, conocida comúnmente como citología, aporta mucha información y ayuda a prevenir el cáncer de cuello de útero, como ya comentamos en el artículo “Citología, la mejor prevención del cáncer de cérvix”. Por eso se recomienda que se realice al menos una vez al año, para comprobar que no hay células anormales en la zona.  

Pero la mayoría de las mujeres, cuando piensa en una revisión, lo que desea es que al menos incluya una ecografía vaginal. Esta prueba examina, mediante ultrasonidos, los órganos genitales incluidos el útero, los ovarios y el cuello uterino. Es inocua, no es dolorosa y, además, ayuda al médico a conocer el estado de salud de la paciente.

Aunque se recomienda a las mujeres que se realicen habitualmente exploraciones de mama en su casa, en una revisión ginecológica los especialistas las realizan en consulta y, si detectan mediante el examen físico alguna anormalidad (un bulto o una secreción del pezón), inmediatamente prescriben una ecografía de mama que aclare cualquier sospecha.

En función de la edad de la mujer, el ginecólogo también puede mandar una mamografía (generalmente a partir de los 40- 45 años, a no ser que se tengan antecedentes familiares de cáncer de mama). Es una técnica de diagnóstico que utiliza un sistema de dosis bajas de rayos X para obtener imágenes de alta resolución de las mamas. Sirve para detectar el cáncer en su fase inicial. Esta prueba suele durar muy pocos minutos y, aunque a veces es molesta, el malestar suele desaparecer muy rápido. A partir de los 50 años se recomienda realizarse mamografías una vez cada dos años. 

Si llevas más de un año sin hacerte una revisión ginecológica, en SaludOnNet te ofrecemos la posibilidad de elegir en diferentes centros de toda España a precios muy asequibles. Pide tu cita ya.

 

Ginecología embarazo

También te puede interesar

El DIU, un método anticonceptivo muy cómodo

El DIU, un método anticonceptivo muy cómodo

Vasectomía, el control de natalidad masculino

Vasectomía, el control de natalidad masculino

Posponer la maternidad congelando óvulos

Posponer la maternidad congelando óvulos

Qué es y cuánto cuesta una densitometría ósea

Qué es y cuánto cuesta una densitometría ósea