SUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Y recibe cada mes el mejor contenido sobre salud y ventajas exclusivas

Hernia inguinal. Síntomas, causas y tratamientos

hernia-inguinal.jpg

07/03/2017 • Cirugía General y del Aparato Digestivo

El 75 % de las hernias se producen en la zona de la ingle. Según estudios médicos los varones son mucho más propensos a tenerlas. El riesgo que tiene de padecer una hernia inguinal un hombre a lo largo de su vida se estima en un 27%, mientras que las hernias inguinales en mujeres se dan sólo en un 3%.

Las hernias aparecen cuando una víscera sobresale por fuera del abdomen, a causa de una debilidad o hueco en el peritoneo, que es la pared muscular que mantiene los órganos abdominales. En el caso de las inguinales el bulto surge en la ingle a consecuencia de una rotura de la pared abdominal que permite que el intestino delgado salga por el canal inguinal en forma de saco. En los hombres puede incluso bajar hasta el escroto.

En la mayoría de las ocasiones sólo es necesaria la exploración del médico para diagnosticar una hernia inguinal. No obstante, en pacientes con sobrepeso o cuando la hernia es de pequeño tamaño a veces es necesario realizar otras pruebas complementarias, como una ecografía o un TAC.

Síntomas de la hernia inguinal 

Cualquier persona puede sospechar que tiene una hernia en la ingle si presenta alguno de estos síntomas:

  • Un bulto en la ingle que, por lo general, se siente claramente a la palpación
  • Dolor leve cuando el paciente tose, se dobla o realiza algún esfuerzo físico
  • Dolor intenso en el momento en el que la hernia evoluciona
Puede producirse una incarceración herniaria, complicación que imposibilita el retorno del intestino a la cavidad abdominal.

También puede tratarse de una hernia inguinal estrangulada, en la que se compromete la circulación sanguínea del intestino. En estos dos casos es importante acudir de manera urgente al médico.

 La hernia inguinal puede ser congénita o adquirida. Se calcula que un 5% de los niños tienen una hernia de este tipo desde el nacimiento. Cuando es adquirida, las causas suelen ser variadas, aunque destacan la realización de sobreesfuerzos físicos, tos, estreñimiento crónico, sobrepeso o fibrosis quística, entre otros.

También se clasifica como hernia inguinal directa o indirecta, en función de si emerge por fuera o por dentro de los vasos epigástricos. La directa sale a través de un defecto de la pared abdominal y  la indirecta se introduce en el canal inguinal.

 Tratamiento de la hernia inguinal 

El único tratamiento definitivo es la operación de hernia inguinal. Esta intervención quirúrgica consigue volver a introducir en su lugar original el contenido abdominal que se había salido, recuperando a la vez la pared inguinal y fortaleciéndola para que no vuelva a ocurrir. Se puede hacer de diferentes maneras, mediante una hernioplastia convencional o por laparoscopia.

En el primero de los casos la intervención se realiza vía inguinal, colocando en su sitio la parte que ha salido, mediante una incisión en la zona. Se pone una malla de refuerzo en la pared abdominal para que no vuelva a ocurrir. Esta operación, que dura poco más de media hora, se suele hacer con anestesia local y sedación, aunque en ocasiones se utiliza la anestesia general.

La operación de la hernia inguinal por laparoscopia se realiza en el caso de hernia inguinal bilateral (en ambos lados) o en aquellas que ya se han intervenido previamente y han aparecido de nuevo. Se coloca igualmente el tejido herniado en su lugar y una malla de sujeción en la pared abdominal. Tiene la misma duración que la otra técnica, pero es menos invasiva, ya que se accede mediante un par de incisiones pequeñas en la zona.

Recuperación 

La recuperación de una operación de hernia inguinal es rápida y efectiva si se siguen las indicaciones médicas. En una o dos semanas, dependiendo de la técnica que se haya utilizado, el paciente recupera su vida normal, aunque debe saber que es importante no levantar peso hasta pasados tres o seis meses de la intervención. Asimismo debe que cuidar la alimentación, para facilitar que las deposiciones sean blandas y evitar el estreñimiento. Actualmente sólo el 5% de los casos de hernias vuelven a salir.

Si tienes una hernia inguinal lo mejor es que visites al cirujano general en consulta para que te explore y valore la mejor opción para ti. Tenemos la operación de hernia inguinal que necesitas. Entra en SaludOnNet y descúbrelo.

DÓNDE OPERARME DE UNA HERNIA INGUINAL

Cirugía General y del Aparato Digestivo

También te puede interesar

Hernia umbilical en adultos y niños

Hernia umbilical en adultos y niños