SUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Y recibe cada mes el mejor contenido sobre salud y ventajas exclusivas

mujer-lesion-rodilla.jpg

11/04/2017 • Traumatología-y-cirugía-ortopédica

¿Hay que operarse si se rompe el ligamento cruzado anterior?

A no ser que seamos unos expertos en anatomía es probable que no conozcamos los nombres de todos los ligamentos que tenemos en el cuerpo. Pero hay uno que es especialmente famoso, por las lesiones que provoca en los deportistas de élite, sobre todo en los futbolistas. Estamos hablando del ligamento cruzado anterior, que da estabilidad a la rodilla y sirve para que no se desplace. Aunque en esta articulación también tenemos el ligamento cruzado posterior, lo normal es que se dañe el primero.

Generalmente se produce porque uno de los pies se queda aferrado al  suelo y el otro avanza. Si a eso le unimos un giro brusco o un impacto, el ligamento de la rodilla se tensa tanto que no resiste y se rompe. También se puede producir al caer mal en el suelo, cuando se ha saltado.  Una vez que ocurre comienza la hinchazón de la zona y el dolor intenso durante dos o tres días. Para calmar la molestia la toma de analgésicos está indicada en este caso.

Es importante acudir a la consulta de traumatología, para que el especialista realiza un diagnóstico correcto. Aunque la inflamación inicial no va a dejar llevar a cabo una exploración física en condiciones, seguramente el médico sepa qué parte de la rodilla está afectada sólo con decirle cómo se ha producido la lesión.

Es recomendable realizar reposo, aplicar frío en la zona y volver dos semanas después a la consulta para que, con la rodilla en estado normal, el especialista realice de nuevo una exploración y prescriba una resonancia magnética. En ocasiones se hace una punción evacuadora, llamada artrocentesis.

¿Operarse o no operarse? 

Esta lesión no sólo les pasa a los deportistas. También a las personas que hacen ejercicio como hobby o a quienes tienen un accidente de tráfico, sobre todo si van en moto. Es importante diferenciar quién es el paciente porque dependiendo de quién sea, se toma la decisión de operar o no. En el caso de quienes de los deportistas que se dedican profesionalmente a ello la respuesta es clara: sí hay que operar, puesto que la lesión influye negativamente en su rendimiento.

En el caso de quienes no dedican su vida al deporte pueden optar por no operarse, siempre que no tengan dolor o sientan que la rodilla ha quedado muy inestable. En muchas ocasiones la propia articulación, con los músculos y demás estructuras, compensa la función que hacía el ligamento cruzado anterior. En el caso de que además del cruzado también se haya roto el menisco sí se recomienda someterse a una intervención quirúrgica.

Por artroscopia 

Una vez tomada la decisión de operarse es importante saber que esta intervención se realiza en la mayoría de los casos por artroscopia, una técnica quirúrgica poco invasiva en la que se realizan pequeñas incisiones por las que se introduce una pequeña cámara y el material quirúrgico necesario para realizar la operación.

Se retiran los ligamentos rotos y se sustituyen por un injerto de tejido de una zona próxima, que queda sujeto mediante tornillos, grapas o anclajes especiales.  Esta técnica evita una cirugía abierta, que siempre conlleva una recuperación más larga.  Se realiza con anestesia raquídea, de cintura para abajo, y el paciente permanece en el hospital aproximadamente dos días.

Tras  la operación se recomienda que el paciente camine con unas muletas durante los primeros días, y apoye el pie en cuanto el dolor lo permita. La rodilla recupera la movilidad, aunque no en un 100%, puesto que suele quedar un poco más rígida. Por eso es imprescindible realizar rehabilitación en un corto plazo de tiempo, para evitar que se atrofien los músculos y devolver a la articulación su estado inicial.  

Antes de someterse a una artroscopia de rodilla por una rotura de ligamento cruzado anterior, consulte con el médico, que le indicará los pasos a seguir y las expectativas que debe tener. En SaludOnNet somos expertos en intervenciones quirúrgicas.
DÓNDE OPERARME DE RODILLA

Traumatología-y-cirugía-ortopédica

También te puede interesar

Fascitis plantar: síntomas y tratamiento

Fascitis plantar: síntomas y tratamiento

Un 3% de la población tiene escoliosis

Un 3% de la población tiene escoliosis