doctorafrontal.jpg

01/06/2016 • ATS, Medicina-General, Cardiología

Hábitos saludables para luchar contra la hipertensión

La hipertensión arterial es una patología crónica que padece el 44% de la población de entre 35 y 65 años. Consiste en el aumento de la presión arterial, llegando a tener, quienes la padecen, valores iguales o por encima de los 140/90. En España cerca de 14 millones de personas tienen la tensión alta. Se trata de un problema importante de salud pública y supone un factor de riesgo en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, pudiendo desencadenar en accidentes cerebrovasculares, cardiopatías o muerte súbita, entre otros.

Si una persona sospecha que es hipertensa lo primero que debe hacer es acudir al médico, ya sea el Médico de Familia o el cardiólogo. El especialista realizará tres tomas de tensión arterial (TA) en un periodo no superior a tres meses, dejando al menos una semana entre las mediciones. Una vez realizado el protocolo, la tensión arterial de la persona será la media que resulte entre las tres tomas.

Hay personas que padecen cefaleas frecuentes a causa de la tensión alta, pero muchas otras tienen la patología y no lo saben, porque son asintomáticas. Por este motivo es bueno tomarse la tensión de vez en cuando. Lo puede hacer el médico, la enfermera o si el paciente tiene un tensiómetro casero lo puede hacer él mismo en casa, en momentos en los que se encuentre relajado. Quienes tienen familiares con antecedentes de hipertensión deben ser especialmente cuidadosos con su estilo de vida, ya que el riesgo a padecer esta enfermedad es mayor.

¿Cómo se trata la hipertensión?

La dieta saludable, el ejercicio y el control del peso son la base del tratamiento de un paciente hipertenso. Está comprobado que en pacientes obesos, la disminución de peso baja la tensión arterial. También es importante eliminar el consumo de alcohol. De hecho se sabe que ingerir elevadas cantidades aumenta la TA y reduce los efectos de los medicamentos que la persona esté tomando para la hipertensión. Por lo general, una dieta sana ayuda a todo tipo de personas a mejorar sus actividades diarias. También es importante reducir los niveles de estrés, en el caso de que se tenga.

¿Qué debe comer un hipertenso y qué evitar?

  • Uno de los alimentos que debe disminuir considerablemente es la sal. Debe limitar el sodio.
  • Evitar consumir mucha cantidad de carne roja.
  • No consumir demasiados alimentos y bebidas con mucho azúcar.
  • Llevar una dieta rica en frutas y verduras, con mucho potasio.
  • Tomar productos lácteos bajos en grasa, como la leche desnatada.
  • Los pescados azules, ricos en Omega 3, y la fibra ayudan a mejorar esta patología.

Es muy importante realizar ejercicio de resistencia, como andar, correr o nadar. Lo ideal es hacerlo al menos tres días a la semana durante una media hora. A veces es complicado, por el ritmo de vida que se lleva, pero hay que hacer un esfuerzo que, a buen seguro, el cuerpo agradecerá.

Además del cambio de hábitos, el médico puede prescribir algún tratamiento farmacológico para controlar la presión arterial. Al ser una enfermedad crónica, es importante la colaboración del paciente en el tratamiento. No se debe dejar la medicación a no ser que lo recomiende en médico. Si se desoyen los consejos médicos el paciente volverá a tener la tensión descontrolada, con riesgo de complicaciones cardiovasculares futuras como infartos de miocardio o ictus.

ATS Medicina-General Cardiología

También te puede interesar

Cuidado con las lesiones si eres corredor

Cuidado con las lesiones si eres corredor

¿Se puede prevenir el infarto de miocardio?

¿Se puede prevenir el infarto de miocardio?

Motivos por los que se acude a Medicina General

Motivos por los que se acude a Medicina General