SUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Y recibe cada mes el mejor contenido sobre salud y ventajas exclusivas

familia-costipada-en-cama.jpg

08/05/2017 • Alergología, Medicina-General

¿Estoy resfriado o tengo alergia?

A veces tienes síntomas que te hacen dudar si has cogido un resfriado o lo que tienes es una alergia. ¿Por qué ocurre esto? Porque estas dos patologías se manifiestan en muchas ocasiones de la misma forma, siendo frecuente que aparezcan las sospechas. Para saber un poco más en qué consiste cada una os invitamos a que las conozcáis con más detalle.

El resfriado, denominado también catarro común, es una enfermedad viral que afecta a las vías respiratorias altas. Por lo general es muy leve y viene acompañado de mocos de color blanco o transparente, congestión nasal, escozor en la faringe y dificultad para tragar. No tiene una duración excesiva y habitualmente en personas inmunológicamente estables dura entre una semana y un par de semanas, como mucho, desapareciendo después. El resfriado puede traer cambio en la sensación térmica, es decir fiebre. Esto es muy poco frecuente que ocurra en los cuadros alérgicos, así que estamos ante una de las diferencias importantes.

Las reacciones alérgicas son una respuesta del organismo, de forma exagerada, a factores ambientales o a algún alérgeno específico, ya sea inhalado, ingerido o tocado. Aunque pueden producir también congestión nasal, en estos casos lo que más predomina es el picor. Otra de las diferencias es que los síntomas no se tienen durante todo el día. Hay momentos, cuando no se está en contacto con el alérgeno que provoca el malestar, que la persona mejora considerablemente.  El estado alérgico dura mientras se esté en contacto con el alérgeno.

¿Qué tratamiento funciona? 

Para el resfriado es muy importante hidratarse continuamente y, en caso de que la molestia sea grande o haya fiebre, tomar algún analgésico. Al tener unos síntomas tan parecidos hay veces que el tratamiento es el mismo. Muchos médicos son partidarios de mandar antihistamínicos no sólo para la alergia, puesto que en los procesos inflamatorios de las mucosas que se producen en los resfriados se libera histamina. Se prescribe el antialérgico para mejorar los síntomas secundarios. Obviamente la alergia no se quita, ya que es una condición genética o una predisposición con la que la persona ha nacido, pero sí se mejoran sus manifestaciones.

Hay que tener en cuenta que puede darse el caso de que, en pacientes hiperreactivos, tras un proceso viral en el que las mucosas están inflamadas, lo que en un principio era un catarro puede terminar en proceso alérgico, al haber reacción ante las irritaciones ambientales.

Como hemos dicho anteriormente es vital beber mucha agua para hidratar esas mucosas, así como no estar en lugares irritantes, como debajo de árboles que estén destilando polen en primavera, y evitar el resto de alérgenos que pueden producir reacciones.  

¿Puedo ser alérgico de repente? 

Muchas personas se sorprenden porque en un momento determinado de su vida debutan con una alergia, cuando nunca antes la habían tenido. Este hecho es frecuente, debido a que las personas no nacemos con todo lo que vamos a tener en la vida. En estos casos el médico puede mandar pruebas alérgicas, como el Test de Prick, para verificar el diagnóstico. Hay veces que estas pruebas dan negativas, a pesar de que el paciente ha reaccionado de manera exagerada a algún alérgeno.

Si no sabes si tienes resfriado o alergia acude al médico para que te oriente. En SaludOnNet te damos todas las facilidades que necesitas.

Alergología Medicina-General

También te puede interesar

¿Cuántos tipos de alergias existen?

¿Cuántos tipos de alergias existen?

Hábitos saludables para luchar contra la hipertensión

Hábitos saludables para luchar contra la hipertensión