dolor-cervicales.jpg

05/10/2016 • Traumatología-y-cirugía-ortopédica, contractura

Dolor de cervicales, no es grave pero sí molesto

El dolor de las cervicales o cervicalgia es una incómoda sensación en la columna cervical o en la musculatura paravertebral, que padecen el 35% de las personas al menos una vez en la vida. Aunque en la mayoría de los casos no es una patología grave, sí puede causar que la persona deje de ir a trabajar algún día a causa del dolor que tiene y que a veces se irradia a otras partes del cuerpo.

Generalmente este malestar lo sufren más los hombres que las mujeres, sobre todo si se encuentran en edad laboral. Con un tratamiento médico convencional la mejoría se produce de manera paulatina y en un mes la mayoría de las personas ya no tiene ninguna molestia.

¿Qué produce la cervicalgia?

Generalmente los excesos físicos cometidos pasan factura. Así, las cargas estáticas, el manejo de peso de manera habitual, las posturas que se mantienen durante mucho tiempo o los movimientos repetitivos son la causa de esta patología. Este dolor suele crear una contractura muscular que hace que, cuando el médico realiza la exploración, el paciente sienta dolor en la zona. La causa principal de cervicalgia aguda, cuando no hay ningún traumatismo previo, es la tortícolis.

El médico, en la exploración física, intenta localizar el foco de dolor y valorar otros hechos que hayan podido agravar la situación, como malas posturas prolongadas en el tiempo. También puede considerar realizar una radiografía de la zona para realizar el diagnóstico.

Medidas a tomar

Por lo general se recomienda reposo y el uso de un collarín, aunque no de manera prolongada. Las manipulaciones y movilizaciones de la zona, por parte de profesionales de la fisioterapia, están recomendadas siempre que el dolor no perdure más de un mes y no se haya irradiado.  A veces el calor actúa en la zona con efecto analgésico, por lo que no es mala idea poner una almohada cervical que calme la incómoda sensación. También son muy recomendables los ejercicios físicos de fortalecimiento y coordinación y las técnicas de relajación. La persona que padezca o haya padecido dolor de cervicales debe de tomar buena nota de los ejercicios preventivos que debe realizar para que no le vuelva a suceder, como la corrección de la postura, la cargar de peso, el uso continuado del ordenador o la forma de conducir.  

En cuanto al tratamiento farmacológico, se suelen prescribir analgésicos y antiinflamatorios no esteroideos (AINE). Uno de los efectos secundarios es el insomnio, por lo que el médico puede indicar al paciente la toma de relajantes musculares antes de acostarse, para que pueda descansar mejor.

Hay veces que la cervicalgia no desaparece tan pronto como se esperaba. En estos casos, y para descartar otras patologías, el médico puede mandar otras pruebas diagnósticas, como un TAC, una Resonancia Magnética,  una ecografía, una gammagrafía o un electromiograma.

Si padeces de cervicales lo mejor es que acudas a consulta del traumatólogo, para que el especialista te ponga un tratamiento cuanto antes. En SaludOnNet contamos con una amplia oferta para que le digas adiós a esa incómoda molestia en la espalda.

 

Traumatología-y-cirugía-ortopédica contractura

También te puede interesar

Cuando los juanetes duelen, hay que operar

Cuando los juanetes duelen, hay que operar

Cuidado con las lesiones si eres corredor

Cuidado con las lesiones si eres corredor