SUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Y recibe cada mes el mejor contenido sobre salud y ventajas exclusivas

Cómo puedo dejar de fumar

cigarroroto.jpg

01/03/2016 • Psicología, Neumología, Acupuntura, Medicina-General, prevención

Se considera fumadora a toda aquella persona que se ha fumado, al menos, un cigarrillo al día durante el último mes. Dejar de fumar siempre aparece entre los propósitos que se hacen miles de personas cada año. A priori, si se piensa fríamente, tendría que ser algo fácil de lograr, ya que se sabe lo perjudicial y dañino que resulta en el cuerpo con el paso de los años. El tabaquismo es la primera causa de muerte evitable en los países desarrollados y la segunda causa de mortalidad en el mundo. Los datos son muy claros, por lo que es importante prestar atención a un mal hábito que, a pesar de las leyes restrictivas de los últimos años en nuestro país, sigue arrastrando a mucha gente.

Cómo ayuda el médico

Son muchas las personas que acuden al médico de familia en busca de ayuda para lograr abandonar la dependencia de la nicotina. La detección y asistencia es fundamental, para que sean efectivas aquellas actividades preventivas que se llevan a cabo en la atención primaria.

Para conseguir dejar de fumar lo principal es que la persona esté convencida de querer hacerlo a corto plazo. En este sentido se puede clasificar a los fumadores en función de la intención que tienen de deshabituarse tabáquicamente o no. Cada caso es diferente, por lo que el médico actúa en función de las necesidades que observa en el paciente. Lo primero es conocer si fuma y, en caso afirmativo, saber en qué fase de cambio se encuentra. Una vez conocido esto debe:

  • Aconsejarle para abandonar el hábito, motivando sobre todo a las personas que no quieren dejarlo, explicando lo nocivo que resulta y las ventajas que van a tener si lo abandonan.
  • Ayudarle prescribiendo la medicación que precise para abandonar el hábito. En la actualidad hay distintos fármacos para dejar de fumar: vareniclina, bupropión, sustitutos de nicotina en chicles, parches, comprimidos, espray nasal e inhaladores.
  • Establecer unas visitas rutinarias para realizar un seguimiento. Se suele preparar al paciente pidiendo que reduzca el consumo, cambiando la marca de cigarrillos, eliminando objetos relacionados y buscando apoyo en el entorno familiar y laboral.

Es importante que la persona aprenda anticiparse al deseo de fumar, usando técnicas de autocontrol y evitando estímulos. La adquisición de herramientas para solucionar problemas es de gran ayuda. Se sabe que la efectividad del tratamiento aumenta considerablemente a partir de la cuarta visita.

La terapia psicológica, de manera individual o en grupo, también es muy efectiva, así como los materiales de autoayuda en personas convencidas de querer dejar de fumar. Estos tratamientos aumentan, de manera significativa, las tasas de abstinencia. Además, si se combinan con los tratamientos farmacológicos la efectividad aumenta considerablemente.

La acupuntura también sirve para dejar de fumar. En los últimos años se está popularizando porque cuenta con menos efectos secundarios y consigue buenos resultados. Se calcula que entre un 80% y un 90% de los fumadores que usan la acupuntura consiguen dejar el hábito en pocas sesiones. Con este método se estimula el sistema nervioso con el fin de conseguir que el paciente controle el síndrome de abstinencia.

Beneficios para el cuerpo

Los beneficios de dejar de fumar son muchos y algunos se producen de manera inmediata. Aquí os contamos algunos de ellos para animaros, si estáis valorando intentarlo:

  • A las 48 horas mejora el gusto y el olfato
  • A las 72 horas hay un leve aumento de la capacidad pulmonar
  • A las tres semanas mejora la capacidad pulmonar en un 30%
  • Entre el mes y los tres meses mejora la capacidad respiratoria
  • Al año se reduce a la mitad el riesgo de padecer un infarto
  • A los 10 años la mortalidad de una persona ex fumadora se iguala a la de aquella que nunca ha fumado.

Además, mejora la respiración, el rendimiento físico, y la vida de quienes tenemos alrededor, entre otras cosas. Dejar de fumar es difícil, pero no es imposible, y son muchos los beneficios que se consiguen. Si está pensando en abandonar ese hábito, no dude en acudir a su médico para que le ayude en todo lo posible.

BUSCAR NEUMÓLOGOS EN MI CIUDAD 

Psicología Neumología Acupuntura Medicina-General prevención

También te puede interesar

Acudir al psicólogo para resolver problemas

Acudir al psicólogo para resolver problemas

Trastornos de alimentación: tipos, síntomas y tratamientos

Trastornos de alimentación: tipos, síntomas y tratamientos

Efectos nocivos del tabaco en nuestra salud

Efectos nocivos del tabaco en nuestra salud

Cómo se interpreta una espirometría

Cómo se interpreta una espirometría

Ocho verdades de la cita médica online: 8ª) Feedback Médico - Paciente

Ocho verdades de la cita médica online: 8ª) Feedback Médico - Paciente

Acudir al psicólogo para resolver problemas

Acudir al psicólogo para resolver problemas

Trastornos de alimentación: tipos, síntomas y tratamientos

Trastornos de alimentación: tipos, síntomas y tratamientos

Efectos nocivos del tabaco en nuestra salud

Efectos nocivos del tabaco en nuestra salud

Cómo se interpreta una espirometría

Cómo se interpreta una espirometría

Ocho verdades de la cita médica online: 8ª) Feedback Médico - Paciente

Ocho verdades de la cita médica online: 8ª) Feedback Médico - Paciente

Acudir al psicólogo para resolver problemas

Acudir al psicólogo para resolver problemas

Trastornos de alimentación: tipos, síntomas y tratamientos

Trastornos de alimentación: tipos, síntomas y tratamientos

Efectos nocivos del tabaco en nuestra salud

Efectos nocivos del tabaco en nuestra salud

Cómo se interpreta una espirometría

Cómo se interpreta una espirometría

Ocho verdades de la cita médica online: 8ª) Feedback Médico - Paciente

Ocho verdades de la cita médica online: 8ª) Feedback Médico - Paciente