SUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER

doctorypacientemujer.jpg

13/10/2016 • Ginecología y Obstetricia

Alteraciones menstruales, el día a día de las mujeres

Las mujeres, desde los 12 años aproximadamente, menstrúan todos los meses. Se trata de un proceso normal por el que se expulsa por la vagina un óvulo maduro que no ha sido fecundado por ningún espermatozoide, junto con tejido endometrial, flujo y sangre. Es parte del ciclo sexual de la mujer, compuesto por 28 días (en ocasiones puede variar entre 21 y 36 días) y que prepara a la mujer para un posible embarazo.

De manera más frecuente de lo que pensamos se producen alteraciones menstruales de diferente tipo. Existen cuatro distintas: dismenorrea, síndrome premenstrual (SPM), hemorragias uterinas anómalas (HUA) y amenorrea. Influyen mucho en el día a día de quien las sufre, afectando a su calidad de vida, tanto laboral como social. Cuando existe alguna de estas alteraciones el médico debe realizar una exploración ginecológica para descartar que tras ella se oculte una enfermedad orgánica.

Diferentes tipos de alteraciones

El  90% de las mujeres padece en alguna ocasión dismenorrea. Es un dolor pélvico u abdominal que se produce antes o durante la menstruación por las contracciones del útero para expulsar el endometrio. La molestia es similar a la de un cólico, con dolor agudo en la zona que, muchas veces, incapacita a la persona para realizar cualquier actividad. Puede ser primaria cuando no existe ninguna patología que la genere o secundaria cuando hay una causa directa, como la endometriosis, tener colocado DIU, la existencia de miomas uterinos o que haya malformaciones congénitas, entre otras. El tratamiento que mejor funciona en este caso es la toma de Antiinflamatorios no Esteroides (AINE), aunque es cierto que pueden producir cefaleas o somnolencias, como efectos secundarios.

El síndrome premenstrual se produce en la última fase del ciclo menstrual o fase luteínica. Se traduce en un conjunto de síntomas psíquicos y somáticos, que suelen ir acompañados de cambios de comportamiento en quien lo padece. Esto hace que puedan surgir problemas en las relaciones con el entorno y en la actividad diaria normal. En ocasiones se alarga hasta dos semanas, aunque según se acerca la fecha de la menstruación van desapareciendo. En este caso se suelen utilizar terapias alternativas, como la toma de vitaminas, suplementos de calcio o la realización de ejercicio diario para eliminarlo.

La hemorragia uterina anómala es un sangrado diferente al que se produce durante el ciclo menstrual normal (en que el hay un intervalo de entre 3 y 5 semanas y una duración de entre dos y siete días en cada menstruación). En estos casos el médico puede prescribir la píldora anticonceptiva de baja dosis, en el caso de mujeres jóvenes, o la implantación de un DIU con liberación de hormonas. También se utiliza la terapia de estrógenos y la toma de antiinflamatorios.

La amenorrea es la ausencia de menstruaciones durante al menos seis meses, a consecuencia de anomalías hormonales o genitales. Cuando sucede, lo primero que hay que hacer es asegurarse de que no existe un embarazo. Una vez descartado hay que estudiar otras causas por las que se ha podido producir. Lo mejor para prevenir la amenorrea es tener una alimentación sana, con una dieta equilibrada, y realizar ejercicio de forma moderada y de manera frecuente. También dormir adecuadamente y no abusar del alcohol y el tabaco. El fármaco de citrato de clomifeno, para inducir la ovulación, es el más utilizado para esta patología. No obstante, el 20% de las mujeres no lo consigue, por lo que el especialista busca otras alternativas como la utilización de gonadotropinas.

Si padeces alguna alteración menstrual no dudes en pedir cita con el ginecólogo para que valore por qué estas teniendo esos trastornos En SaludOnNet contamos con prestigiosos especialistas que pondrán solución a tu problema.

 

 

 

 

Ginecología y Obstetricia

También te puede interesar

Pruebas para detectar anomalías genéticas en el embarazo

Pruebas para detectar anomalías genéticas en el embarazo

Ovarios poliquísticos: qué son y cómo se tratan

Ovarios poliquísticos: qué son y cómo se tratan