alergia.jpg

29/04/2016 • Alergología, asma, alergia

Alergia al polen, un clásico de la primavera

Las consultas de alergología suelen estar llenas durante los meses primaverales, una época muy complicada para quienes tienen alergia al polen, ya sea de gramíneas, olivo o plátano de sombra, entre otras plantas. Aunque existen vacunas para que los efectos de estas sustancias no provoquen problemas como rinitis, conjuntivitis o asma, lo fundamental es evitar, en la medida de lo posible, las zonas en las que hay mayor concentración, como parques y jardines.

La polinosis es una enfermedad alérgica que causa malestar en los ojos, la nariz y los pulmones, provocando tos, pitidos, dificultad para respirar, picor, estornudos, congestión, abundante secreción, conjuntivitis, picor de garganta o asma. En la actualidad afecta al 15% de la población, aunque en las personas más jóvenes este porcentaje aumenta hasta un 30%. Se sabe que afecta más a las personas que viven en la ciudad que a las que habitan en el campo, probablemente por la polución.

¿Qué precauciones hay que tomar?

Para evitar sus molestos síntomas hay que tomar algunas precauciones, como abstenerse de realizar ejercicio al aire libre, puesto que una mayor inhalación de aire hace que también se inhale más polen, provocando una inflamación, tanto de nariz como de bronquios.  Como recomendaciones, hay que huir de las zonas con mucha contaminación. En estos lugares las plantas reaccionan a la polución con pólenes que contienen más cantidad de proteínas alérgicas. Protegerse los ojos con gafas de sol, ventilar la casa a mediodía, en el momento en el que la emisión de polen es mucho más baja, no abrir las ventanillas del coche, utilizar mascarillas o cambiarse ropa cuando se llega a casa son otras de las medidas que se pueden tomar para que la primavera no se haga tan cuesta arriba para los alérgicos.  

El clima influye bastante en los síntomas de la polinosis. Los días de lluvia el agua limpia la atmósfera y no hay tanto polen. Pero el tiempo cálido, seco y con viento lo distribuye más fácilmente y perjudica a los alérgicos, haciendo que sus síntomas empeoren. Por este motivo se recomienda que las personas con algún tipo de alergia permanezcan el máximo tiempo en el interior de las casas o trabajos, con las ventanas cerradas. Como esto es complicado para la mayoría, los médicos aconsejan que se tome la medicación pautada e inmunoterapia para mejorar la calidad de vida.

Para saber si se tiene o no alergia al polen sólo es necesario acudir al médico para que realice un diagnóstico concreto. El alergólogo en consulta completa la historia clínica del paciente y lleva a cabo un estudio, mediante pruebas cutáneas, con una muestra del alérgeno que se sospecha. También puede solicitar otras pruebas complementarias como la determinación de  en sangre de las inmunoglobulinas específicas, pruebas de provocación específicas, rinomanometrías u otras que considere necesarias.

En SaludOnNet contamos con una amplia oferta de consultas de alergología, en las mejores clínicas y hospitales de España. No lo pases mal esta primavera, si notas algunos de los síntomas que hemos expuesto y no tienes todavía un diagnóstico, acude al médico de inmediato. Y si ya sabes a qué tienes alergia, no olvides realizar una revisión.

 

 

Alergología asma alergia

También te puede interesar

Cómo se interpreta una espirometría

Cómo se interpreta una espirometría

Una analítica para conocer tus alergias

Una analítica para conocer tus alergias

Qué hacer si tengo asma

Qué hacer si tengo asma